Lo que debes saber de las tapas

Lo que debes saber de las tapas

Las tapas son la mejor proyección de la gastronomía de España en el planeta. Comenzaron a ganar espacio en los restaurantes y bares en todo el mundo.  

«Tapear», es comer libremente, sin normas estáticas, donde cada cocinero y comensal busca la sorpresa, el sabor y la felicidad.

 La popularización de la tapa hace posible que se pueda comer estando de pie en la barra, en taburetes o en sillas y mesas; disfrutando así diversos sabores combinados con diversas bebidas. 

 

La historia de las tapas

 

La historia de la tapa nace, de una costumbre que nos coloca durante el siglo XVI. En las ventas y postas españolas los conductores de los carruajes bebían en exceso, con peligrosas secuelas para los viajeros. Para evitarlas, se dispuso entonces que las jarras de vino fuesen acompañadas de comida, comúnmente de una loncha de tocino de pernil, que se disponía tapando la boca de la jarra. De allí lo de “tapa”.

Otra versión, bastante cercana a la anterior es que las tapas nacieron para proteger las bebidas de la invasión de moscas y otros insectos, tapando su vasija o recipiente con una loncha oblonga que podía cubrir además jarras de vino o cerveza.

Empero estas premisas solo realizan alusión al origen del nombre, pues las tapas surgieron a partir del Renacimiento italiano, que nos aportó platos de auténtica mini cocina.

 

Ejemplos de las tapas actuales

 

En todo el mundo se sirven tapas, desde las ciudades y pueblos españoles, las ciudades latinoamericanas y las ciudades más cosmopolitas como Nueva York o París. Es un bocado que se ha reinventado y podemos ver como se sirven:

  • Brotes de col hervidos y, a lo largo de ellos, un montón de huevas de esturión con nata.
  • Una ciruela, machacada y dividida en cuatro, y servida sobre una fina loncha de carne de vaca cruda y secada al sol. 
  • Un huevo de gallina, cocido, y con la yema sacada con una cuchara y mezclada con piñones sazonados con pimienta antes de volver a ponerla en su sitio.
  • Pequeños camarones y caballitos de océano sutilmente hervidos y después pelados y servidos cubiertos de nata.

 

Las tapas siglos atrás

 

A comienzos del siglo XVII, Cervantes explica en la novela Rinconete y Cortadillo una merienda en la que señala además los aperitivos o tapas para escoltar la bebida, a los que llama “llamativos”: y lo primero que sacó de la cesta ha sido un enorme haz de rábanos…, y posteriormente una cazuela enorme llena de tajadas de bacallao frito. 

Como puede apreciarse, ya se prueba una más grande aproximación a las recientes tapas o pinchos, como además se llaman. Además, se habla de mini recetas.

Empero, sin lugar a dudas, quien ha puesto de moda en el planeta esta nueva forma de guisar y de ingerir es España.

No importa que se trate de elaboraciones clásicas o más sofisticadas y creativas.  Cada uno buscará la que más se ajuste a su paladar y a su estado de ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba