Tapas ligeras

Salir de tapas es perfectamente compatible con ingerir bien y cuidarse, solo se debe saber escoger bien los platos. Te proveemos varias ideas para que sustituyas las tapas más calóricas por otras que te ayudarán a mantener la línea. ¡Y permanecen igual de buenas!

En la actualidad nos encontramos con una auténtica paradoja: deseamos estar estupendos y deshacernos de aquellos kilos de más; sin embargo, además nos apetece relajarnos, gozar con amigos y familia, que nos pongan la comida en la mesa y no tener que guisar…

Por esa razón, más de uno termina con cualquier que otro kilogramo agregado una vez que finaliza la era estival. No obstante, gozar del buen tiempo, de las terracitas y las tapas sin engordar es viable si sigues los tips que te recomendamos.

 

Si ingieres patatas, que no sean chips

Las patatas son, comúnmente, el picoteo de chiringuito por excelencia. Sin embargo, si te apetecen, mejor que no sean de bolsa. Estas aportan 571 kcal, además de ser una bomba calórica. Son una gigantesca fuente de grasas y aportan un exceso de sal que no te conviene. Mucho mejor es Patatas aliñadas, solo 120 kcal.

Hervidas y aderezadas con un poco de aceite, vinagre, huevo picado y perejil permanecen deliciosas, poseen escasas calorías y nos aportan energía y nutrientes de buena calidad.

 

Los calamares, mejor a la plancha

Los calamares son una de las tapas más famosas de nuestro país y lo bueno es que tienen la posibilidad de presentarse de diferentes formas, cada una de ellas bastante apetecibles. Vamos a presentarte una muy ligera, pero igual de gustosa

El calamar no lleva grasa, si lo sirven a la plancha únicamente aporta 75 Kcal.  Una misma ración de calamares tiene menos de la mitad de calorías si permanecen cocinados a la plancha.

Además, es una tapa de lo más sana (destaca por su aporte de minerales como fósforo, hierro, potasio, zinc, manganeso, magnesio y yodo), a la que agregas vitamina C si lleva limón y además perejil.

 

El pescadito, mejor marinado

El pescado azul es sana lo mires por donde lo mires empero, si deseas proteger la línea, elígelo previamente marinado que frito. Ten en cuenta que un pescadito frito: 260 kcal. Además, en chiringuitos y restaurantes, se suele freír con aceite de girasol, cosa que le resta características nutricionales. Alto, evita esta tapa.

Mejor unos Boquerones en vinagre: 180 kcal. Son una exquisitez para el paladar, además de una enorme fuente de ácidos grasos omega-3, que ayuda a prevenir patologías cardiovasculares y a reducir los niveles elevados de colesterol y triglicéridos.

 

Cambia las croquetas por un óptimo jamón

Las croquetas de jamón son una de las tapas más clásicas de la gastronomía de España, empero una sola ración puede desequilibrar por completo nuestra dieta. Las croquetas de jamón aportan más de  350 kcal. Sí, permanecen deliciosas, empero la base de bechamel junto con la fritura las transforman en una auténtica bomba de calorías que puede suplir a una comida.

Te proveemos otra alternativa, Jamón serrano, solo 135 kcal. ¡Y si es ibérico mucho mejor! Aquello sí, ten cuidado con la proporción de pan con el que lo acompañas.

Como vemos se puede ir de tapeo, sin arriesgar la figura, así que no temas ir por unas buenas tapas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba